CERTIFICADO DE EFICIENCIA ENERGÉTICA

Precio especial: Vivienda y locales entre 80 y 150 m2 por 80 €

Si tu vivienda o local tiene entre 80 y 150 m2, precio especial 80€ más IVA (Valencia), solicitar información.

 

Contáctenos: 625379584 | 960011878 | Calle La Reina 16 bajo - Valencia

Leer más...
 

Te Llamamos al instante

Precios Económicos, Justos, 1 Euro el Metro Cuadrado

Información Importante

Consulta Online

Somos Arquitectos

Somos arquitectos que visitamos la vivienda, la estudiamos y realizamos el informe, todo el proceso es realizado por arquitecto y ninguna parte externalizada o subcontratada.

¿Qué ventaja tiene si este certificado lo hace un arquitecto?

Veamos de los puntos necesarios para hacer un certificado la capacidad que tiene el arquitecto por su formación:

Por fuera:

Influyen la antigüedad de construcción y sus intervenciones:

El arquitecto está formado tanto para rehabilitar como para edificar obra nueva, por lo que su ojo está preparado para diferenciar que es original del edificio y que responde a intervenciones posteriores.

Las características geométricas que definen el espacio a calificar: superficie y altura:

La toma de datos se realiza con medidor laser y eso es igual para todos, pero no la capacidad de toma de datos, que en el caso del arquitecto está sobredesarrollada desde los primeros años de estudio, y el ahorro en tiempo se transforma en dinero, y esto en un coste económico menor para el cliente.

La localización-entorno y las proyecciones de sombras que se generan sobre el elemento a certificar:

La Arquitectura se ocupa no sólo de las tareas más conocidas, como la construcción de viviendas, sino que en el ámbito de planeamiento se forma durante toda la carrera, por lo que identificará con eficacia las consecuencia sobre el bien a certificar del entorno en el que se inscribe.

Por dentro:

Hay que identificar estancias, definiendo cuales son habitables y cuáles no habitables:

El arquitecto es un profesional que aborda el diseño de forma integral, de manera que puede desarrollar con coherencia todas las cuestiones técnicas propias de su competencia.

En cuanto a las características constructivas hay que estudiar: cerramientos y huecos, es decir, la piel por la que entra y sale energía:

El arquitecto es un profesional eficaz en la resolución de peritajes, por ello con ver el espesor de un muro podrá intuir con que capas está formado, y sus singularidades en sus encuentros con carpinterías y elementos estructurales.

También hay que comprobar las instalaciones que utiliza el inmueble para generar agua caliente sanitaria, calefacción y/o refrigeración, de ellas se extraen datos de emisión de gases a la atmósfera:

El arte de la arquitectura lleva a hacer espacios habitables de aquello que aparece en la mente cuando se proyecta, por lo que su capacidad de acondicionar espacios le da un manejo total sobre las instalaciones.

Con la recogida de estos datos ya estamos preparados para ir al despacho y para hacer el trabajo propio de redacción y cálculo final de la calificación energética.

Años de carrera y esfuerzo: dibujar, borrar y volver a empezar, desarrollan una memoria y capacidad visual que hará que frente a la pantalla del ordenador el recuerdo de las características del espacio sean únicas.